Alta performance en la Organización

La concepción de un modelo y plan personal de negocios se ha erigido como una estrategia esencial para el desarrollo profesional en un contexto cada vez más competitivo. Aunque pueda suscitar la impresión de que enfocarse en un modelo personal podría apartarse del paradigma tradicional de trabajo en equipo, la realidad es que esta aproximación no solo no obstaculiza la colaboración en una empresa, sino que la potencia, maximizando el aporte de talentos personales complementarios. Este enfoque se puede constituir en una estrategia disruptiva que requiere un plan sistémico y la disposición para generar vínculos, conversaciones, narrativas y habilidades de alto nivel como parte del aprendizaje permanente.

Alta participación: Favorecer la alta performance implica motivar y sostener los aportes individuales que interpelan el statu quo. Esto ocurre cuando las estrategias dejan de ser patrimonio exclusivo de los altos niveles. Incorporar lenguaje moderno y comunicarlo descendentemente no genera automáticamente acciones colectivas en sintonía con la fluidez e incertidumbre actual de los mercados. Se impone generar y alinear el sistema organizacional con una cultura comprometida con un propósito sostenible, que se auto-observa, se interpela y aprende. Es fundamental comprender que lo que normalmente ponderamos como buen clima organizacional no necesariamente contempla un rendimiento percibido individual y colectivamente como satisfactorio. La gobernanza tiene que estar a la altura de estas demandas y desafíos.

Claridad en la oferta de valor individual: Un modelo personal de negocios implica una reflexión profunda y amplia sobre metas personales, valores y habilidades. Esta claridad individual no solo beneficia al profesional, sino que también permite que los miembros del equipo comprendan mejor qué aporta cada uno al conjunto. Al entender las fortalezas individuales, el equipo puede asignar roles de manera más eficiente y fluida, mejorando la ejecución de proyectos colaborativos. La mentalidad emprendedora, en este contexto, impulsa la búsqueda activa de oportunidades y soluciones innovadoras.

Diversidad y Creatividad: Este modelo fomenta la diversidad de enfoques, ya que cada individuo basa sus acciones en experiencias, conocimientos y perspectivas únicas, compartiendo e integrando ideas más creativas desde múltiples ángulos.

Autonomía alineada con el propósito y resultados (cualitativos y cuantitativos): Al fomentar la autonomía responsable, los profesionales pueden gestionar sus tareas de manera efectiva, liberando tiempo y energía para la colaboración y fortaleciendo la confianza dentro del equipo, guiado por un propósito y sentido compartidos. La actitud emprendedora aquí se traduce en la capacidad de tomar iniciativas de manera autónoma y alineada con los objetivos organizacionales.

Relaciones Interpersonales-influencia: La construcción de un modelo personal de negocios implica el desarrollo de habilidades interpersonales y de comunicación fundamentales para generar y consensuar relaciones sólidas en el entorno laboral y social. El emprendedor, en este contexto, se destaca por su capacidad para influir y construir conexiones estratégicas.

Formación de Redes: Promoviendo la construcción y mantenimiento de redes profesionales, un modelo personal de negocios implica la búsqueda activa y sistémica de recursos y alianzas para lograr resultados, alimentando el aprendizaje permanente. La mentalidad emprendedora se manifiesta en la búsqueda constante de oportunidades de crecimiento a través de conexiones estratégicas.

En lugar de ser una distracción del trabajo colaborativo, un modelo personal de negocios se convierte en un activo estratégico que potencia la eficiencia y la innovación en un entorno empresarial. La combinación de claridad individual, diversidad de ideas, autonomía responsable, relaciones interpersonales sólidas y formación de redes crea un equilibrio dinámico que potencia el aprendizaje continuo y el alto rendimiento. Al abrazar y fomentar estos modelos personales, las empresas pueden cultivar equipos más fuertes y resilientes en el competitivo y cambiante escenario empresarial actual.

mp

27-11-23

 

#liderazgo #modelopersonaldenegocios #comunicación #storytelling #creatividad #innovación #altorendimiento #estrategiarelacional

Comparta esta publicación!